miércoles, 1 de agosto de 2012

PIEDRAS MENTALES

rope Pictures, Images and Photos

Angustiado, el discípulo acudió a su maestro y le preguntó: - "¿Cómo puedo liberarme, maestro?"
 El maestro contestó: - "Amigo mío... ¿y quien te ata?"
zen

27 comentarios:

Maritza dijo...

Nuestra mente es tan poderosa que nos auto-crea barreras, y ataduras tan intensas que a veces nos sentimos absolutamente atrapados, aunque evidentemente esté en nosotros mismos liberarnos porque nosotros mismos permitimos las cadenas, no es tan simple realizarlo, requiere mucha vida espiritual para comprender cómo suceden las cosas, y ésta se está perdiendo mucho,lamentablemente.

Hay que reconquistar y ganar los espacios de la mente,el alma, y el espíritu,entonces.


ABRAZOS GRANDES,MARILYN!

Maribel G. M dijo...

Querida Marilyn, qué entradamás buena.
Me quedo un rato reflexionando sobre quién me ata.
Un beso y buen día

Kayla dijo...

Las peores barreras nos las ponemos nosotros, es así.

Un abrazo libre ( o dos).

Carla Mendez dijo...

Hola
Me llamo Carla y tengo un directorio web. Me ha encantado tu sitio! Tienes unos post muy interesantes de salud y bienestar para las personas! te lo agradezco. Haces una labor fascinante con tu web. Por ello, me gustaría incluir un enlace de tu sitio en mi directorio. Así mis usuarios podrán visitarte.
Por favor, avísame si estás interesada.
Besos y éxitos con tu sitio web! :)
Carla

Rodericus dijo...

Las peores ataduras, son las que nosotros mismos tejemos a nuestro alrededor. Sutiles como una telaraña, pero resistentes como el acero, y que nos acaban asfixiando.

Un beso.

De cenizas dijo...

Los miedos, los complejos, las inseguridades, las dependencias....



besos

genessis dijo...

Cuántas ataduras nos mantienen vivos! y hasta nos autoconvencemos que sin ellas no podríamos vivir. Nos entorpecemos la vida con ataduras que van desde las microscópicas hasta las más potentes cadenas...
La verdadera libertad sólo nace del espíritu.
Un abrazo Marilyn

queser dijo...

La verdad es que muchas veces somos nosotros mismos quien creamos las mayores limitaciones,los limites,los primeros que no creemos en nosotros y por lo tanto evitando que los demás crean,por eso hay que liberarse de lastres que son imaginaciones negativas que les hacemos cobrar cuerpo cuando en realidad no existen,y hay que perder el miedo a fracasar pues sino se fracasa no se avanza ,ni rectifica.

Rafa Hernández dijo...

Bueno en muchos casos nos creamos nosotros mismos esas ataduras por nuestros propios miedos, inseguridades, complejos y demás como ya se ha comentado. Pero son muchas más las ataduras que nos crean otros, pero esto es normal y forma parte de nuestra vida. Lástima de aquél que no tenga ataduras, ya que es síntoma claro y evidente de que no tiene a nadie, como decía una canción ni tan siquiera perrito que le ladre.

Saludos.

Oriana Lady Strange dijo...

Las ataduras que provoca la mente son inconscientes, por eso cuesta tanto poder librarse de ellas.
Besos....

Carolina dijo...

Es una maravilla este diálogo, muy buen ejemplo a la hora de hablar de los límites auto-impuestos!

Cariños para ti querida amiga y gracias por estas publicaciones con tanto contenido!

Di dijo...

¡Que difícil es desatarse! Un beso

Ame dijo...

Nuestros miedos, complejos, inseguridades, nuestra poderosa mente, somos nuestro propio verdugo.

Excelente entrada linda

SOLO DE INTERES dijo...

Así es mi querida Marilyn, cuántas veces no somos esclavos de nuestra mente???, un fuerte abrazo

Cristina dijo...

Esclavos de la vida que elegimos vivir, esclavos de las ataduras que nos impone nuestra propia mente.
Muy acertada tu entrada, un placer leerte mi querida Marilyn.
Te dejo un fuerte abrazo.

bixen dijo...

Los chimpancés son tan listos que no entran en las jaulas y desde fuera agarran el plátano, pretendiendo ya robarlo. Igualmente quedan enjaulados, pues su puño ya no pueden sacarlo. Están tan asustados y convencidos de que les han atrapado, que ya ni piensan que con soltar la banana quedarían liberados.

Marinel dijo...

A veces,las ataduras son tan sutiles,tan sin apariencia,que no sabemos dónde encontrar los nudos que las desaten...
Besos.

Amanecer Nocturno dijo...

Las ataduras mentales son las peores. No salen ni con lejía.

Un abrazo.

Rebeca dijo...

Qué difícil seguir las palabras del maestro por más razón que tenga, aunque claro por eso ellos son maestros y nosotros aprendices. Nuestros peores carceleros muchas veces somos nosotros mismos.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Marilyn!!! Una estupenda reflexión. Gracias.

¿Quien te ata? Creo que padezco esa enfermedad... Y no resulta tan fácil desatarse.

Ha sido un placer pasar a leerte, di una vuelta por unos pisos más a bajo y me ha encantado lo bien amueblados que están.
Enhorabuena.

Llevo un tiempo sin escribir, ahora trato de llegar sin prisa pero sin pausa, a todos mis blogs amigos, ¡el tuyo también lo es! No me gustaría perder el contacto con nadie.
Te dejo mi gratitud y mi estima.
Un besito y feliz verano.
Hasta siempre.

STERKI dijo...

La miseria, la pobreza, te ata con un lazo invisible; un nudo lo hace el destino, otro tu miedo y del resto se ocupa el tiempo.

Patty dijo...

Querida Marilyn hay tantas ataduras dentro de nosotros mismos y nos creamos un mundo lleno de ilusión para luego, darnos cuenta de nuestras tristes realidades....
Besito... :**

Daniel Eduardo Gómez dijo...

Somos presos y nuestros propios carceleros a la vez

Hakuna matata

poppy dijo...

Impresionante! quien nos ata?...
nosotros mismos,trabajos y luchamos
buscando la manera de liberarnos,
y... como cuesta!
Gracias,Marilyn me ha gustado tanto tu blog que estaba viendo la posibilidad de dormir aquí bajo un árbol :)))))
Besos

Marii dijo...

Dicen que el miedo a sufrir es peor que el sufrimiento mismo. Las barreras las pone uno. un saludo! : )

Rebecca dijo...

hola Marilyn,
las personas mismas tienen sus cadenas en la mente. Cuando las cadenas dejas, eres inmune a todo lo que te acosa. Buena lección


un abrazo^^

Rebecca dijo...

hola Marilyn,
las personas mismas tienen sus cadenas en la mente. Cuando las cadenas dejas, eres inmune a todo lo que te acosa. Buena lección


un abrazo^^