miércoles, 26 de octubre de 2011

ENVIDIA O SOLO LO QUE QUEREMOS VER.

peacock Pictures, Images and Photos


Sin lugar a dudas el pavo real es una de las aves más bellas del mundo; los hay blancos y de pechuga azul. A pesar de su inigualable belleza, las fábulas, cuentos y poesías que sobre él se han escrito lo caracterizan como un ave altanero y creído por su inigualable belleza.  Que si su canto es espantoso, que si sus patas son feas, que si mira a las otras aves con desprecio, en fin de todo se ha dicho.  Su belleza no le ha traido buena fama.  Así le sucede a muchas personas que son criticadas por su apariencia física, forma de vestir, color de piel, origen y demás.  Tenemos una idea preconcebida  de esa persona o paradigmas que nos impiden valorar a la persona o la situación por lo que ES; ni hablar de aquellos  que siempre encuentran falta en los demás o le buscan la tercera pata al pavo. Veamos esta poesía del célebre poeta Ruben Dario.



EL ZORZAL Y EL PAVO REAL
Ve un zorzal a un pavo real
que se esponja y gallardea,
le mira la pata fea
y exclama: "¡Horrible animal!"
sin verle la pluma oriental,
el pájaro papanatas.
Gentes que llaman sensatas
son otros tantos zorzales,
cuando encuentran pavos reales
sólo les miran las patas.


42 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Ruben Darío, un grande. Bello poema.

Compaarto tu opinión y la del gran Darío.

Besos.

Gracias por tu presencia en mi blog, te doy la bienvenida y si me permites te sigo.

Hasta pronto.

arisenag dijo...

Mirar solo el envoltorio es un tremendo error.. el tiempo hace que deje de ser hermoso.. Sin embargo el interior es al contrario.. es inalterable .. excepto .. para mejorar.. Muy buena entrada Marilyn .. un fuerte abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Aquí en España la envidia es el cáncer nacional.

Besos.

Mari C . Masi. o Montse Cobas. dijo...

No se debería valorar la persona por lo físico en absoluto, pero sin embargo se hace, la primera impresión es la apariencia pero la realidad de las personas esta en sus actos y palabras. Son lo que nos enseña el Ser de esta y lo que es. La persona misma es la que se da un valor con ello y por consiguiente el prójimo que la trata. No hay defectos, sino actitudes y verdades descubiertas con ellas.

Yo no le encuentro defectos a las personas, nunca, solo que cuando me demuestran lo que son sigo con estas o me alejo

Un abrazo.

Juolina dijo...

Estoy de acuerdo con tu post.A muchas personas se les descrimina por ser familia de tal de cual y demás cosas, no por lo que son ellas mismas. Siempre a existido esto.

Un abrazo..

MORGANA dijo...

Marylin,mala compañera la envidia.Desgraciadamente hay muchas personas que envidian a otras por ser más felices o más inteligentes.Si mirasen su interior se darían cuenta que ellos son iguales de felices.
Pero hay que saber mirar.
Besos a tu alma.

Rebecca^^ dijo...

hola Marylin,

Me recuerda también la historia del Patito feo.
El mundo de las apariencias lo vemos diario en nuestro ambiente. En el fondo es imitar algo que se desea,y por envidia se imita. Pero como también se suele decir: "El Mono aunque de seda se viste, mono se queda"

un abrazo^^

METAMORFOSIS dijo...

Tendemos mucho a prejuzgar y la mayor de las veces es porque la envidia nos corroe. Pretendemos ver defectos en las personas que igual no tienen solo por minimizarlos e infra valorarlos.
Ruben Darío, que grande.

Un abrazo.

OZNA-OZNA dijo...

infinitas gracias por regalarnos la belleza de las letras de tan magno poeta, besinos de esta amiga admiradora.

Daniel Eduardo Gómez dijo...

No todo es culpa del zorzal
Hay que ver que el pavo se esponjo
¡Quien le manda pavonear!

Ahora en serio:

Hagamos que la envidia de los demás
sean nuestras mejores alabanzas.

Tamally maak

TriniReina dijo...

Eso es a lo que se le llama envidia. Pura y dura envidia. Y, cuánto más cercana nos ronde las bellezas, más vemos las patas.

Un abrazo

TriniReina dijo...

Curiosamente, nunca me he fijado en las patas de los pavos reales; siempre me ha prendado la belleza de sus plumas:)
La próxima vez miraré más abajo:)

Ricardo Miñana dijo...

Desde la antiguedad el pavo real destacó entre los animales mas admirados por su peculiar abanico azulado, muy bonito el poema que le dedicó Ruben Dario.
un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Marilyn,creo que a todos nos gusta mirar la belleza.En mi caso,una belleza física acompañada de orgullo y vanidad me produce rechazo,trato de no juzgar,pero,inevitablemente veo el alma...Quizá el pavo real al extender sus plumas y pavonearse altivamente induce a la crítica.Pero,hemos de reconocer que es muy bello por fuera.
Mi felicitación por el post y mi abrazo inmenso.
M.Jesús

susana dijo...

Creo que no es tanto la belleza sino la presunción lo que produce rechazo. Hay personas bellas, pero sencillas, que no provocan tantas envidias ajenas. Un beso.

Arwen dijo...

Un placer conocerte y conocer tu blog. Gracias Marilyn por la visita a nuestra página y si me lo permites me quedo cerca para leerte.

Las envidias no son sanas, mejor evitarlas y no dejarlas herirnos.

Un saludo.

Arwen

tecla dijo...

Cuanto tiempo hacía que no leía una fábula. Esta es preciosa, Marilyn. Te felicito.
Gracias por pasarte por mi blog.

Mercedes dijo...

Lo mal que lo pasan los envidiosos buscando siempre tres pies al gato para sufrir menos...!

Un abrazo.

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la integral y pura belleza de este blog, si te va la palabra elegida,la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos sinuosos...

juan antonio dijo...

En la primera impresión después de ver a alguien, nos creamos una opinión que en la mayoría de las veces esta equivocada. Solo se puede conocer a las personas cuando las tratas y por sus acciones puedes hacerte una mejor idea.
Un beso.

Pat.mm dijo...

Desde luego que las apariencias, además, engañan...pero la envidia es insana y siempre se muestra de una u otra manera.
Un beso,

Gloria dijo...

La belleza está en los ojos del que mira, y la envidia también.

A mí me gusta más la belleza que no está a la vista, es más duradera que la otra.

Me gustó el poema, lo desconocía,

Un abrazo.

virgi dijo...

La envidia está más cerca de lo que creemos. En las miradas se nota...una pena que no sepamos verlas.
Besitos y gracias.

kilometros vividos dijo...

Se suele decir que es el unico vicio no placentero y el unico pecado que no hace mal a los demás,sino a las personas que lo sienten.Un beso Marilyn.

Diazul dijo...

Ojalá aprendamos a valorar a las personas por su interior, más que por su exterior y dejar de lado la envidia.

Buen fin de semana
Besos.

delfin en libertad dijo...

En este poema grandioso de Darío queda plasmado muy bién su opinión.
La envidia es tan terrible como la intolerancia. Un fuerte abrazo.

Wílliam Venegas dijo...

Hermosa postal, y el enfoque que le das a tu comentario.

Ya me apunté de seguidor, la invito venir al mío.
http://lahuelladelojo.blogspot.com/

aina dijo...

Sí que es cierto lo que afirmas en tu reflexión, pero criticar es, para quiénes la tienen baja, un acto necesario para la reforzar la autoestima.

Voy a leer qué más nos guardas por aqui.

Balovega dijo...

Hola...

Un gran poema de Rubén Dario te dejo un simpático mensaje..

“Por favor. URGENTE! Envíame una foto tuya por multimedia. Tengo amigos que no creen que duendes existan”

Besotes de feliz noche

Carolina dijo...

El poema de Rubén Dario, está genial.

Y tu escrito, extraordinario. Es la realidad, y lo que está sociedad enseña. Es triste observar la lucha entre quien tiene más que otro, la envidia va de la mano de todo esto.

Muchas gracias por tu vista y seguirme.

Besitos de luz y esperanza.

Enmascarado dijo...

Qué se le va a hacer Marilyn, la envidia es muyb cochina, y por desgracia cuesta menos criticar que buscar lo alabable.
Dulces saludos.

waslala dijo...

Buenos dias, que interesante reflexión... Es curioso que en vez de ver la capacidad de encontrar lo positivo en una misma sea visto como una falta ...
Te leere mas despacio. Besos!

Patty dijo...

Ohhh que lindo tu blog Marilyn y muy bello el poema y todo lo que dices en este post.... gracias por entrar a mi faro...un abrazo, te sigo yo también muakkk **

Scarlata dijo...

Tienes toda la razón.
Precioso el poema de Rubén Darío.
La envidia,es mala compañera.
Gracias por pasar por mi blog,te sigo.
Bess.

PiliMªPILAR dijo...

Dice un adagio español:
"Si la envidia fuera tiña, cuántos tiñosos habría!"
Y es cierto. La envidia nos hace palidecer ante el éxito ajeno y nos vela por completo nuestros propios valores.
Pero ¡no aprendemos...!
Muy buena la imagen del pavo real
Abrazos, Marilyn

El Poeta Maldito dijo...

La envidia es mas eso de creer ver en otro lo que queremos en este instante, sin demasiada reflexión en el medio.

Muy bueno, saludos.

Amig@mi@ dijo...

Cuánta verdad encierran tus palabras. Cuánta encierran también las de Ruben Darío... Pero es que los humanos, SOMOS ASÍ.
Buen post
Un abrazo

Quidam dijo...

La belleza objetiva y subjetiva. La envidia esta presente en demasiadas ocasiones.Pero buscarle los defectos a los demás, es mezquino.
Tanto si destacan por su belleza, como si son personas con aspecto normal o poco agraciado.
Sobre todo por que desgraciadamente, la belleza física es efímera. Y lo importante de una persona, no es su aspecto, si no su forma de ser.
Siempre empeñandose en ver el lado feo de las cosas. Me llama la atención cuando estas mal y te dicen: "consuelate hay gente que esta peor" en lugar de deprimirse por la parte desagradable de la vida, les consuela. No lo entiendo!!! pero mientras haya gente con ese tipo de sentimientos, siempre buscaran lo peor, para sentirse mejor.
Saludos!!

David C. dijo...

Muy cierto lo que compartes con todos.

Google dijo...

Opino igual, toda sla personas siempre buscan un defecto ala personas que destacan en algo.

_________________________


Te invito ha ver los mejors videos en hd
Videos Musicales.com.es

Anónimo dijo...

Yo soy Nicaraguense y la historia de como nace este poema cuentan, que fue en un mesón. Todo un pueblo se había reunido para dar la bienvenida a Ruben Darío ya adentro del mesón llega una señora de alta sociedad se acerca a uno de los presentes y le pregunta ?ya vino Ruben Darío? a lo cual el hombre le contesta, ¡si¡ el es Rubén Darío, la mujer muy desepcionada le dice: ¡huy, ese es Ruben Darío? lo cual logra escucharlo el y le contesta creando esos versos.

Anónimo dijo...

Yo soy Nicaraguense y la historia de como nace este poema cuentan, que fue en un mesón. Todo un pueblo se había reunido para dar la bienvenida a Ruben Darío ya adentro del mesón llega una señora de alta sociedad se acerca a uno de los presentes y le pregunta ?ya vino Ruben Darío? a lo cual el hombre le contesta, ¡si¡ el es Rubén Darío, la mujer muy desepcionada le dice: ¡huy, ese es Ruben Darío? lo cual logra escucharlo el y le responde creando esos versos.