miércoles, 29 de agosto de 2012

CARGANDO CON LA BALSA

Raft Pictures, Images and Photos

Un hombre iba caminando con dificultad por la orilla de un río. Observó que la orilla opuesta era mucho más transitable, pero no podía alcanzarla a nado porque la corriente era muy fuerte. Así que paró, reunió algunas cañas y los materiales necesarios y construyó una balsa. Subido en ella cruzó el río sin problemas.

Una vez llegado a la otra orilla, sintió tristeza al pensar en abandonar su embarcación. Consideraba todo un logro personal haberla construido y le gustaba contemplarla. De modo que decidió cargarla sobre sus espaldas y reanudó su marcha.

Pero, conforme iba pasando el tiempo, sus pasos se hacían cada vez más torpes y lentos. A pesar de que el camino era más fácil, se iba quedando sin fuerzas, y empezó a preguntarse si había valido la pena cambiar de orilla. Tardó tiempo en darse cuenta del desgaste que le estaba suponiendo llevar la balsa a sus espaldas mientras escalaba hacia las cumbres de la montaña.

Finalmente decidió abandonar su carga y se sintió más ligero y más equilibrado.

20 comentarios:

De cenizas dijo...

:) ¡Ay las cargas!



besos

pluvisca dijo...

No hay que agarrarse a las cosas, ni a las personas...pero ...¿nos educan para ello?

Besos

Ame dijo...

Así debemos deshacernos de lo que nos pesa, lo que llevamos cargando y llege un momento que parece tan normal que dejamos de darnos cuenta.

Besos Marilyn

Kayla dijo...

Las cargas hay que dejarlas en el camino... No se puede avanzar de otra manera.

Un abrazo ligero ( o dos).

Di dijo...

Hay cargas en la vida que no son fáciles de dejar. A veces el camino que parece más diícil resulta el mejor.
Un abrazo

Maribel G. M dijo...

Todos llevamos un hatillo colgado a nuestra espalda, ese hatillo se va llenando con el paso del tiempo y llega un momento en que tenemos que dejarlo caer o vaciarlo.
Es necesario porque si no, es imposible continuar nuestro camino.
Un beso y buen día

susana dijo...

Estos días estoy haciendo limpieza en mi casa y hay que ver lo que se puede llegar a cargar... Un beso.

Sara O. Durán dijo...

Hay que saber cuándo y de qué prescindir. Duele pensarlo, pero al hacerlo ¡qué felicidad más grande!
Un abrazo de anís.

Rafa Hernández dijo...

Que felices seríamos si nos pudiésemos desprender de todas las cargas, pero esto me parece misión imposible.

Besos.

Pedro Luis López Pérez dijo...

En ocasiones, aunque el camino aparente más difícil, será mas fácil recorrerlo sin cargas materiales que opriman y ralenticen nuestro avance.
Precioso Texto, Marilyn.
Un abrazo.

Cristina dijo...

Lástima que no siempre podemos deshacernos de las cargas... excelente reflexión mi querida Marilyn.
Te dejo un fuerte abrazo, bonito miércoles!

genessis dijo...

Cuanto más ligero el equipaje más fácil andar por la vida. Lo imprescindible nada más. No apegarse a nada. Eso disturba el corazón.

Un abrazo cálido

MAR dijo...

Mucha razón¡
Llevamos la mochila a cuestas, demasiado llena.
bss

m.p.moreno dijo...

¡Qué lección de vida nos aporta! Vamos acumulando cosas creyendo que nos son necesarias y cuántas veces si reflexionáramos nos daríamos cuenta que no son más que trabas.

Besos :)

Carolina dijo...

Hola Marilyn! Que importante el mensaje que nos deja esta historia. Debemos tratar de no cargar con el peso innecesario del pasado. Que tengas un bonito jueves!! Besos amiga

Rebeca dijo...

Sigo pensando que lo del apego es una gran asignatura pendiente. Llevamos un montón de cosas inútiles con nosotros que muchas veces frenan nuestro avance hacía delante.

Gloria dijo...

¿Porqué le costará tanto al ser humano soltar lastres innecesrios?
Como siempre haciendo reflexionar al personal. Saludosss!

Oscar C. dijo...

Todo tiene su objeto y su momento, como se dice por aquí.. agua pasada no mueve molino. Solo aprender y entender que si llegado el momento necesitamos una nueva balsa sabremos construirla ;)

Un beso!

Peregrina dijo...

Con que facilidad cargamos cosas o actitudes que fueron muy utiles en algun momento y ya no las necesitamos. Pero no siempre es fácil determinarlas.
Un beso
Valen

Patty dijo...

Así deberíamos de sentirnos nosotros si consiguiéramos librarnos de algunas cargas emocionales, ligeritossssssss estuviéramos... besos Marilyn :**