sábado, 26 de abril de 2014

EL DEDO


sobre la codicia.

Un hombre pobre se encontró en su camino a un antiguo amigo. Éste tenía un poder sobrenatural que le permitía hacer milagros. Como el hombre pobre se quejaba de las dificultades de su vida, su amigo tocó con el dedo un ladrillo que de inmediato se convirtió en oro. Se lo ofreció al pobre, pero éste se lamentó de que eso era muy poco. El amigo tocó un león de piedra que se convirtió en un león de oro macizo y lo agregó al ladrillo de oro. El amigo insistió en que ambos regalos eran poca cosa.

-¿Qué más deseas, pues? -le preguntó sorprendido el hacedor de prodigios.

-¡Quisiera tu dedo! -contestó el otro.

Feng Meng Lung- China

19 comentarios:

Ame dijo...

Creo que todo lo que se ofrezca será muy poco si se es pobre de espíritu.

Un beso Marilyn.

bixen dijo...

Era digital.

andré de ártabro dijo...

Así hay muchos humanos.
"Al villano dale el pie y te tomará la mano!
Besos
André

Susana Moreno dijo...

Hay quien nunca tiene bastante. Un beso.

Juglar dijo...

Muy gráfica la historia y bastante real. Mi madre decía siempre que "Si no agradeces un garbanzo, no mereces el puchero"
No es exactamente así el refrán pero ella lo había adaptado sabiamente.
Un abrazo cariñoso.

Alex Fernández dijo...

Original y muy instrucotivo. me imagino este relato en cualquier libro de texto de primaria.

Saludos.

Carlos de la Parra dijo...

Un retrato fiel de la envidia.
En especial muestra cuan retorcida puede resultar ésta en quienes envidian al amigo.
Siempre me pregunté porqué quienes sufren ésto no envidiaban mejor a extraños, entre quienes habían los que tenían mucho más.
¿Porqué contra el amigo?

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Así es la ambición, un saco sin fondo.

Saludos

impersonem dijo...

Jeje, anda que no era listo...

Saludos.

Noelplebeyo dijo...

Al final sería transformado en oro a Sí mismo

Carlos A. dijo...

una foto de quien siempre quiere lo que no tiene. Hay mucha gente así.
qué será? envidia? o simplemente un vacío total.

muy buena para reflexionar.

saludos
carlos

Oriana Lady Strange dijo...

Por desgracia, el mundo está lleno de ambiciosos.
Muy bueno!!!
Cariños…

Salva dijo...

La ambición no tiene límites.
Estupendo relato corto.
Abrazos.

genessis dijo...

Todo o nada....
a veces no dimensionamos que queriendo el todo nos quedamos sin nada...
Abrazo grande.

RECOMENZAR dijo...

me gusta como escribis

Gabriela Szuster (Gamyr) dijo...

Hay demasiada gente asi, como este pobre, que más que nada tenía el alma pobre.
Que pena no?
Besos

Boris Estebitan dijo...

A veces por ambicioso no se tiene nada, saludos.

Rafa Hernández dijo...

Hombre un dedo es un buen regalo. Lo metes en formón y no veas lo que dura.

Besos.

María (LadyLuna) dijo...

Siempre se quiere más.

Un abrazo.