sábado, 3 de mayo de 2014

EL ORDEN DE LAS PAGINAS

Un peul y un bambara, que compartían la misma celda, se enteraron a través del guardián de que por orden del rey uno de ellos sería castrado y el otro decapitado.

El peul, más astuto que el bambara, empezó a quejarse de inmediato, gritando que le dolían los testículos, que le dolían mucho y que pedía un alivio. Gritó tan fuerte que el guardián fue corriendo, armado con un sable afilado, y le desembarazó de los dos objetos de su dolor. El peul sufrió muchísimo el resto de la noche, pero en el fondo de sí mismo estaba contento por haber salvado la cabeza.

A su lado, el bambara dormía profundamente.

Por la mañana el rey los hizo llamar y les anunció que eran libres. Su castigo había sido levantado.

El peul se lanzó a una serie de imprecaciones y lamentaciones:

-¡El bambara ha salvado la vida -gritaba- y yo he perdido mis testículos!

-Nunca hay que leer la página cinco antes de la página cuatro -le dijo el rey.

Tribu Mambara (Anónimo)

12 comentarios:

Migue dijo...

Creo que muchos hubiéramos caído en la elección del Peul. Aunque el final no fuera el esperado, quedó con vida, así que a no quejarse por sus decisiones. Saludos

Juglar dijo...

¡Sabio consejo! nos adelantamos a los acontecimientos con demasiada frecuencia.
Un abrazo grande.









Noelplebeyo dijo...

supongo que a veces pasarse de listo, es cuestión de pelotas

releante dijo...

Como dijo aquel, que la inspiración te pille despierto, siempre que sea buena claro.... Un abrazo

bixen dijo...

Pues a pesar de todo... yo me pido ser bambara!

Oruga dijo...

Impresionante historia con una moraleja aún más impresionante. Que aprendan los “listillos”, jeje.
Un beso.

Patty dijo...

Pero clarooooo jajajajajaj nunca es bueno adelantarse a nada linda Marilyn muakkkk :*

Alondra dijo...

Ese es el problema humano por excelencia preocuparnos por mañana cuando todavía no pasó el día de hoy...
Saludos afectuosos

Rafa Hernández dijo...

Jajaja que bueno, éste como decía mi padre,lloró antes que le pegaran, y perdió las pelotas.

Gabriela Szuster (Gamyr) dijo...

Solemos sufrir por adelantado, es tan cierto... Ya veces nuestro motivo de preocupacion nunca se concreta...
Beso

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Eso le pasó por listillo. Que tomen nota los listillos del mundo y que aprendan a leer las páginas en orden.

Abrazos.

impersonem dijo...

Si te adelantas a los acontecimientos puedes perder los co...nocimientos...

Esta historia tiene una ilustrante moraleja.

Abrazos.