miércoles, 1 de mayo de 2013

LECTURA



Se cuenta la historia de un sabio que todas las mañanas hablaba a sus discípulos.

Cierta mañana subió al estrado y, justamente cuando iba a comenzar a hablar, un pájaro se posó en la ventana y comenzó a cantar, con toda su alma. Después se calló y se fue volando.

El maestro dijo entonces:

- "Se ha terminado la charla de esta mañana".

Krishnamurti





16 comentarios:

MAR dijo...

Qué bonito¡
Con lo mal que estamos en España, este pájaro,podía volar al congreso de los diputados.
Bss.

MAR dijo...

Por qué salen esos números y esas letras, al final???
bss de nuevo

Noelplebeyo dijo...

para recordar...quita la protección de comentarios, gracias

trimbolera dijo...

Una lección de sensibilidad. Besicos.

andré de ártabro dijo...

Si escuChasas y piensas en el canto de un pájaro cuantas mensajes puede encerrar¡Magnífico!
Besos.

MAJECARMU dijo...

La naturaleza nos deja cada día un mensaje de aliento y gratitud en la ventana...Hemos de tener despiertos todos los sentidos.
Mi gratitud y mi abrazo grande,compañera.
M.Jesús

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

La Naturaleza siempre se expresa con el corazón y sin obviedades, sólo con sinceridad.
Precioso Post.
Abrazos y besos.

Pluma Roja dijo...

Como que el ave lo inspiraba al dejar de cantar se fue su inspiración. Sucede creo, cuando sientes que estás enamorado tienes inspiración, al dejar de estarlo muere la inspiración ¿Será?

Besos.

luis alvarez dijo...

El pájaro hablo por el maestro, y dijo todo lo que se necesitaba decir...
Krishnamurti, me gusta :)
Bendiciones...

Cristina dijo...

No es necesario hablar luego de semejante lección!
Hermoso post, te dejo un fuerte abrazo, bonita noche!

bixen dijo...

El pájaro de la imagen está mudando su plumaje juvenil. Lo sé porque veo sus cañones (canutos que resguardan, una a una, las plumas adultas, hasta que valgan y no molesten) y el residuo de su boquera (lo que le permite abrir tanto el pico de polluelo). Tiene cara de enojado por lo mismo que nosotros cuando nos salían dientes.
Como ves, no soy Maestro ni soy ave; soy discípulo, rebelde eso sí, que de hecho te da la razón.

Jerónimo dijo...

Una gran lección,sin duda.
Con ella el maestro hizo ver que la naturaleza también nos enseña y mucho.

Saludos.

Patty dijo...

Lindo!!!! besos Marilyn :*

Rafa Hernández dijo...

Genial, igual el pájaro ya había contado y cantado todo lo que tenía que decir el maestro, y este se había quedado sin argumentos.

Un abrazo.

mpmoreno dijo...

Sorprendente y te lleva a reflexionar lo que encierran las palabras del maestro con relación a la sabia naturaleza representada en un pájaro.
Besos.
PD Una sugerencia Marilyn, ¿por qué no quitas el Capcha de los comentarios? Se agilizan mucho y más gente se anima a comentar.

Hanna Xesco dijo...

Muy buen post y todo lo que implica .
Beso