sábado, 17 de marzo de 2012

EL EFECTO BOOMERANG DE LA BONDAD

be kind Pictures, Images and Photos


Llámalo karma o las leyes del universo, sea cual sea, la bondad de compartir con los demás vuelve a nosotros.  No hay nada como la sensación que se tiene cuando se es amable con alguien más ... sin la más mínima expectativa de nada a cambio. De hecho, tomar el tiempo para ser amables en realidad puede ser bueno para nuestra salud. En su libro, El poder curativo de hacer el bien: Los Beneficios de Salud y espiritual de ayudar a otros.

Allan Luks, ex- director ejecutivo del Instituto para la Promoción de la Salud y director de Big Brothers/Big Sisters de New York ha documentado los beneficios físicos y mentales de la bondad luego de encuestar a más de 3.000 voluntarios de todas las edades en más de 20 organizaciones de todo el país, concluyendo de la siguiente manera:


• Una oleada de euforia, seguido por un largo período de calma después de la realización de un acto de bondad, se refiere a menudo como "ayudante de alto", una participación de sensaciones físicas y la liberación de los analgésicos naturales del cuerpo, las endorfinas. Esta carrera inicial es seguido por un período de más larga duración de la emocion y de mayor bienestar.

• Los problemas de salud relacionados con el estrés  mejoran después de la realización de actos de bondad. Ayudar invierte los sentimientos de depresión, proporciona el contacto social, y disminuye los sentimientos de hostilidad y aislamiento que pueden causar estrés, comer en exceso, úlceras, etc Una caída en la tensión puede, para algunas personas, disminuir la constricción en los pulmones que conduce a los ataques de asma.

• Ayudar puede mejorar nuestros sentimientos de alegría, fortaleza emocional y vigor,y puede reducir la sensación enfermiza de aislamiento.

• Una disminución en la intensidad y la conciencia del dolor físico puede ocurrir.

•El sólo hecho de recordar el acto de bondad que se ha realizado provoca sensaciones de bienestar y beneficia la salud aun después de horas y días. 

• Se logra un mayor sentido de autoestima, mayor felicidad y optimismo, así como una disminución en los sentimientos de impotencia y la depresión.

24 comentarios:

susana dijo...

Esa foto me recuerda a un pollito que recogí de la calle y luego solté cuando ya podía volar.
Lo malo es que a veces las enfermedades no tienen que ver con la actitud de las personas. Un beso.

Amanecer Nocturno dijo...

Qué interesante. Tenía razón Earl xD

Un beso.

Juolina dijo...

Marilim.¡Muy bueno tu post!.
Es bueno saber lo que comentas.

Bss.

Rodericus dijo...

Me gustaría que funcionase con todo el mundo. Lo malo, es que hay bastante gente refractaria a las buenas acciones.

Saludos.

Maritza dijo...

Muy de acuerdo contigo,Marilyn,los actos nobles y mejor aún cuando no se espera nada a cambio, nos proporcionan un bienestar increíble en el área espiritual, de alma y físico.

Lo que no se entiende, es por qué el hombre no los practica más a menudo, con el nivel de stréss y enfermedades varias que tenemos hoy en día pululando en el mundo.
Ignorancia? No creo...todos lo experimentamos alguna vez...

ABRAZOS MILES.
Y GRACIAS POR ESTE ESPACIO.

MAR dijo...

Muy bonito¡ si todos fuésemos así...
Besos.

Magda dijo...

Muy interesante entrada, si todos funcionara así!
Saludos.

Daniel Eduardo Gómez dijo...

Sera por eso que hay gente que dedica

Un abrazo

Princesa Gitana dijo...

Preciosa Marylin, me ha encantado conocer tu blog,muchísimas gracias por visitar mi casa-blog y seguirme, te devuevo el follow con mucho gusto, tienes mucha razón en este post, no hay como saber retribuir.

Mis mejores deseos siempre, besitos gitanos

pluvisca dijo...

Puea habrá que enseñar a los niños desde muy pequeñines que eso beneficia, porque estamos rodeados de gent con cara de malas pulgas o de no me mires que te muerdo...

Ojala este mensaje llegara a mucha gente y tuvieran un ratito para practicar...

Estupenda entrada!!!

Besos

Sara O. Durán dijo...

Qué preciosa foto, muy adecuada para tu mensaje tan acertado. Ojalá que todos lo entendamos, ¡hace tsn bien hacer el bien!
Un beso bondadoso y anisado.

Mindy dijo...

Qué bonita la foto! Me ha gustado mucho también la entrada! ^^
muchos besos!

De cenizas dijo...

No necesito excusas... simplemente me siento bien.


besos

SOLO DE INTERES dijo...

Mi querida Marylin comparto, mientras más compartamos, se multiplicara nuestra sensación de tranquilidad, tal como lo dijo Platón: "Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro", un fuerte abrazo

sintulatido dijo...

LO QUE HACÉS DE CORAZÓN, SIEMPRE VUELVE..

kilometros vividos dijo...

Hola Marilyn ,siempre es una hermosa leccion de vida el leerte .Un beso bonica

Driada del Bosque dijo...

Siempre que se haga desinteresadamente.
Un gusto, como siempre, leerte.
Cariños.....

Jorge del Nozal dijo...

Pues tu cuerpo estará saturado de endorfinas, porque siempre nos estas ayudando con tus magnificas entradas.
Un abrazo.

Cristina dijo...

Hola Marylin, mil gracias por tu encanatadora visita a mi blog y por dejar las hellas necesarias para llegar a tu sitio.
Bellísimo blog, con entradas formidables.
Si me permites, por aquí que me quedo siguíendote.
Abrazos infinitos!

Layna dijo...

Dar y recibir bondad, amor, compasión...gran objetivo que cada vez está en la mente de más. Besos

Noelplebeyo dijo...

es la realización del ser humano. Entregarse

FRANK RUFFINO dijo...

Jo, qué cierto tu artículo: he experimentado todo eso sin saberlo ni que nadie me lo indique.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

FRANK RUFFINO dijo...

...ahora abriré mi caja fuerte y sacaré un fajo de billetes de 500 euros, ante los cuales todo el mundo es ciego porque pocos los han visto: iré por el mercado de mi pueblo repartiendo a los indigentes que ahí pululan como hienas hambrientas los pobres -digo miserables-, un "papelillo" por cabeza. Así me reportará todo esto el mayor bienestar del mundo, seguro hasta levitaré de la emoción atómica que sentiré! (Bromas, ojalá sea yo uno de esos mendigos, jajaja!).

bixen dijo...

Es un zorzal o malviz. Yo crié uno desde huevo. Aprendió a cantar solo y cuando se me escapó, volaba como si siempre lo hubiese hecho. Le hice una jaula muy grande y te juro que cuando lo vi volar, sentí una alegría enorme. Han pasado casi 30 años y todavía recuerdo cómo se alejaba, la claridad del día y el entorno que nos compartía.