miércoles, 21 de marzo de 2012

BUSCANDO LA PAZ

St. Mary River cascade Pictures, Images and Photos

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron. El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que ésta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura también tenía montañas. Pero éstas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada pacífico.

Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, el vio tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido...

El Rey escogió la segunda...

- "Porque", explicaba el Rey, "paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que, a pesar de estar en medio de todas estas cosas, permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz."

27 comentarios:

Lady Blue dijo...

Que hermosa historia has compartido, nos dejas un importante mensaje. La paz no está en ninguna parte fuera de nosotros, sino que está dentro de nuestro corazón y ahí permanece siempre... sólo depende de nosotros mismos!
Un agrado pasar a saludarte, te dejo un cariñoso saludo!

Gil dijo...

Sabio es ese Rey, ademas de observador... Hermosa historia!

Que placer leer estos relatos!

saludos

Juolina dijo...

Marylim.
Buena reflexi'on la del rey.

Bss

Amanecer Nocturno dijo...

Qué final tan bonito.
El Rey sabe lo que dice.

Un beso.

MAR dijo...

Precioso¡ la verdad es que es de reflexionar.Me ha gustado mucho.
Besos.

De cenizas dijo...

Sabio el rey. Sólo siendo como el pajarito se puede vivir en paz en este mundo, cierto.


besos

susana dijo...

Si sólo pudiéramos tener paz en los lugares tranquilos, poca paz tendríamos realmente. Un beso.

Gloria dijo...

Hermoso cuento, hermosa enseñanza. Mientras que no estemos en paz con nosotros mismos, no podremos encontrarla en ningún sitio.

Un abrazo.

Nerim dijo...

Preciosa historia acerca del verdadero significado de la paz. Es nuestra actitud la que importa y cambia el entorno.

Un fuerte abrazo

Mindy dijo...

Preciosa foto y precioso texto! ^^

pluvisca dijo...

Pues si, estoy totamente de acuerdo, no sirve la paz del hermitaño sino la del que enmedio del desastre nos da su mano y nos calma...

Besos

Princesa Gitana dijo...

Guapa, que linda historia, me encanta, deja un gran mensaje, no hay como la paz sin duda, es lo mejor, que seas my feliz y bonito día, abrazos gitanos!

Bellarte dijo...

Bastante buena vibra por qui, siempre digo, enseñanza y reflexiónn.

PD. Mi mamá tenía el primer cuadro yo odiaba no era para nada tranquilo wajajajaa.

Noelplebeyo dijo...

preciosa lección

Marinel dijo...

Una lección inolvidable ciertamente.
Besos.

Sara O. Durán dijo...

Estupendo mensaje, muchas gracias por compartirlo. Muy parecido a la serenidad ¿verdad?
Un gran abrazo de paz.

Cristina dijo...

Bellisima historia, gracias por compartir tan bonita reflexión!
Abrazos muchos.

SeMaRo dijo...

Me ha encantado.
Hoy más que nunca, en un mundo con continúas "guerras", es imprescindible estar en paz con uno mismo.
Un saludo ;)

Magda dijo...

Me ha encantado , buena reflexión la del rey,gracias por compartirla.
Muy linda foto.
Besos.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Siempre debemos mantener la calma-paz..y disfrutar de lo que tenemos..sin pensar en otras cosas que nos dominan..entre ellas el yo..con sus turbulencias y maldades..
Saludos desde el sur

José Vte. dijo...

Una hermosa parábola la que nos cuentas, como sules hacer habitualmente. La paz siempre estará en el corazón de las personas, si éste quiere que así sea.

Un abrazo

Rebecca dijo...

hola Marilyn,
una hermosa reflexión. Me ha encantado leerte.
Te deseo la paz interior.

un abrazo^^

Daniel Eduardo Gómez dijo...

Dos conclusiones:
Una estar de acuerdo con el Rey.
Otra habras de notar que algo tiene la palabra "Paz" que con solo nombrarla o pensar en ella nos contagia.

Aprovecho para invitarte a
"Un roce entre los labios"
No te lo pierdas hoy es el último día
http://nidaeldore.blogspot.com

Un abrazo

fus dijo...

Deberìa ser un rey muy sabio, para tener ese pensamiento de la paz.

un saludo


fus

Lola dijo...

Hola que entrada más magnifica, siempre buscando fuera lo que tenemos desde siempre, la paz que solo nosotros tenemos la llave para ser usada, solo nosotros sabremos mantenerla intacta. Un beso amiga.

maria oliver dijo...

tiene razón este Rey, la paz empieza en cada uno de nuestros corazones...

un beso

Amparo dijo...

Hermoso cuento!!! yo sigo creyendo en ellos y en todo lo que hay alrededor.

Un abrazo xxl