sábado, 11 de enero de 2014

CARGAR CON LAS PIEDRAS


Hu-Ssong propuso a sus discípulos el siguiente relato:

- "Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra. Igualmente la cargó. Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar. ¿Qué piensan ustedes de ese hombre?"

- "Que es un necio", respondió uno de los discípulos. "¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?"

Dijo Hu-Ssong:

- "Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos. Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro."


21 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Que buena reflexión!!! si dejáramos todo lo malo atrás que fácil seria el transito por esta vida.
Muy buena entrada!!!
Cariños....y feliz domingo!!

bixen dijo...

"El Hombre es el único animal que tropieza DOS VECES con la misma piedra". Es inevitable, y si no... ¿por qué cuentas una mentira de otra mentira, haciéndola pasar por verdad?
Lo que te quiero decir es que hay que saber distinguir entre piedras y losas; lo que nos hace más humanos.
P.D.: En "La Cenicienta III" a un ratón le pasaba algo parecido con queso, en vez de piedras.

MAR dijo...

La verdad que sí¡ que para una vez que se vive, vivamos sin tanto peso
( el del rencor, no el de los kilos...jejeje)
Bss

susana dijo...

Cargar con el pasado es un lastre demasiado grande. Eso lo conozco. Un beso.

releante dijo...

Muy buena reflexión. Un abrazo

Noelplebeyo dijo...

a veces las piedras te vuelven y vuelven

Rafa Hernández dijo...

Genial fabuloso, me ha encantado.

Un abrazo.

luis alvarez dijo...

Excelente reflexión..es la mejor forma de vivir, no cargar con lo malo que nos pueda suceder en la vida..de esa forma se "viaja" mejor..
Marilyn! He vuelto! xd
Bendiciones :)

Patty dijo...

Como siempre atinada en tus reflexiones Marilyn, un abrazo con cariño :*

Soñadora dijo...

Inconscientemente nos vamos llenando de carga, cada cierto tiempo es conveniente aligerar para continuar...

Un abrazo!

RECOMENZAR dijo...

Es tanto lo que nos une ademas de las letras
gracias querida por compartir tu bellos pensamientos

bixen dijo...

¿Te acuerdas de aquel que nos contaste, que acarreaba piedras para soltarlas cuando si se hundiese en el agua, y así salir a flote?
El Maestro tuvo que haber cargado antes con las piedras para poder enseñar, sabiendo que sus discípulos tarde o temprano lo harán, pero pretendiendo que le recuerden.

la MaLquEridA dijo...

Muy buena reflexión, soltare mis piedras para ser libre por fin.


Saludos

genessis dijo...

Qué gran enseñanza, pero es tan difícil no ceder a la tentación de llevarnos las piedritas....que muchas veces, sin darnos cuenta nos la cargamos...
Abrazos querida Mrilyn.

Salva dijo...

Genial me encantó el cuento!
Una sabia reflexión.
Saludos.

Boris Estebitan dijo...

Gran escrito para meditar y con el sonido de fondo queda perfecto.

Zambullida dijo...

¡Qué bien me viene leer estas líneas! Gracias.

Pedro H.R dijo...

Yo conozco uno que tanto tropieza que ya casi ni camina... Pero el tipo erre que erre.... Buena reflexión.
Un saludo
Elperroverde

María Pilar dijo...

Afortunad@ el que sepa aplicar en su vida esta enseñanaza.
Un beso

Volarela dijo...

Una enseñanza maravillosa.
Gracias por compartirla.

Besos

JUAN dijo...

Preciosa reflexión, me ha encantado. Saludos