sábado, 2 de noviembre de 2013

TRIBULACIONES


- "Las calamidades pueden ser causa de crecimiento y de iluminación", dijo el maestro.

Y lo explicó del siguiente modo:

- "Había un pájaro que se refugiaba a diario en las ramas secas de un árbol que se alzaba en medio de una inmensa llanura desértica. Un día, una ráfaga de viento arrancó la raíz del árbol, obligando al pobre pájaro a volar cien millas en busca de un nuevo refugio... hasta que, llegó a un bosque lleno de árboles cargados de ricas frutas".

Y concluyó el Maestro:

- "Si el árbol seco se hubiera mantenido en pie, nada hubiera inducido al pájaro a renunciar a su seguridad y echarse a volar".


19 comentarios:

Ame dijo...

Quizás nos viene bien de vez en cuando un empujoncito para buscar nuevos horizontes tal vez mejores.

Un beso linda

Undestinocontigo! dijo...

Creo que a veces es necesario que nos den un empujón para comenzar cosas nuevas.
Besos.

Patty dijo...

A veces necesitamos de ese algo que nos ayude a salir y nos abra los ojos :D besos

Elsa Tenca-Mariani- dijo...

Buena la reflexión para pensar que la acción no depende de uno exclusivamente...viviendo en sociedad.
un abrazo

Noelplebeyo dijo...

las calamidades son malas de por si. El buscar su solución o mejorar antes de que acaezca una desgracia

maría josé tirado dijo...

Que buen modo de verlo, gran reflexión

Sara O. Durán dijo...

Precioso ejemplo de que siempre tenemos que seguir luchando, que vendrán circunstancias mejores.
Un fuerte abrazo!
Sara D.

LAO Paunero dijo...

¡una buena moraleja en tu relato Marilyn!!!!

bixen dijo...

Los pájaros necesitan comer mucho (mucha Energía) a cambio de poder volar. Éstos son muy solidarios con los de su misma especie, hablando de comida, pero sólo los humanos (algunos) son capaces de salir a buscar (por si hubiere) gente, aun desconocida, en el desierto, para traerlos consigo al paradisiaco bosque.
Si alguien piensa que escribes filosofía barata, es porque no (te) entiende las enseñanzas.

MAJECARMU dijo...

La vida nos pone obstáculos y pruebas para superarnos y avanzar en el camino espiritual...Mi gratitud por compartir tus bellos y profundos posts, amiga.
Mi abrazo inmenso y feliz domingo.
M.Jesús

Volarela dijo...

Una historia clara y bonita para reflexionar acerca de aquellas cosas que vienen a nosotros como catástrofes y en realidad son salvadoras.

Un abrazo

Maria Jesus Benitez dijo...

De acuerdo totalmente. A veces necesitamos que una fuerte corriente de agua nos golpee y nos saque de un recodo del río para llevarnos al verdadero cauce de la vida.

Un abrazo

Alex Fernández dijo...

Un buen relato. Con pocas palabras cuenta una gran verdad. ¡Saludos!

Rafa Hernández dijo...

Muchas veces las decisiones propias y buena voluntad no son suficientes, y necesitamos de ayuda para dar ese primer paso.

Un abrazo.

Betty Mtz Compeán dijo...

Grandes reflexiones las que nos compartes y es cierto, las crisis son oportunidades en nosotros esta el aprovecharlas.
Abrazos y linda semana.

María Pilar dijo...

Duro afrontar una nueva realidad cuando te has acomodado a otra anterior, pero si se intenta...
Besos

José A. García dijo...

¿Quién se atreve hoy a abandonar una seguridad por algo que no sabemos que existe? ¿Quién se atreve?

Saludos

J.

Soñadora dijo...

Difícil es dar ese paso de dejar lo conocido y aventurarnos por algo nuevo, pero cuando lo hacemos suele venir algo mejor!

Besos!

Teresa Palmer dijo...

no hay nada como tocar fondo...aunque algunos se quedan en el...

Ya estoy sacando la cabeza por los blogs después del lio con el ordenador

Besos