miércoles, 24 de abril de 2013

CAZANDO DOS CONEJOS


Un estudiante de artes marciales se aproximó a su maestro con una pregunta:

- "Me gustaría aumentar mi conocimiento de las artes marciales. Además de lo que aprendí con usted, me gustaría estudiar con otro profesor para poder aprender otro estilo. ¿Qué piensa de mi idea?".

- "El cazador que acecha dos conejos al mismo tiempo", respondió el maestro, "corre el riesgo de no poder atrapar a ninguno."


zen

16 comentarios:

Alejandro Cossavella dijo...

Y aquel que nunca acechó dos conejos al mismo tiempo, corre el riesgo de nunca haber vivido.

Yo le hubiera dicho "ama y haz lo que quieras. ¿qué importancia tiene si atrapas o no un conejo? Tú eres un maldito vegetariano. Andá a estudiar con quien te guste... cualquier cosa, volvés acá... total acá no cerramos nunca... y si nunca te convertís en un gran maestro qué importa... la humanidad también necesita alumnos... gente que haga otras cosas..."

bixen dijo...

Cuando miras un reloj sabes la hora, cuando miras a dos no, pero aprendes que el tiempo es relativo; quedando la duda de si por los dueños o sus engranajes.

trimbolera dijo...

"El que mucho abarca, poco aprieta"

genessis dijo...

Es para tenerlo en cuenta, pero quién dijo que lo que dice un maestro lo debemos cumplir a rajatabla?
Es bueno considerarlo, pero uno es el que tiene que decidir.

Abrazos cara Marilyn.

susana dijo...

Cada vez estoy más convencida que es mejor no hacer más de una cosa al tiempo. Un beso.

pluvisca dijo...

y tanto!!! no hay que hacer muchas cosas para crecer, sino una y tomarla en serio

Besos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Muy buen consejo, hay que aprender primero bien un estilo para poder asimilar otro.
Con ternura
Sor.Cecilia

Rafa Hernández dijo...

Un maestro te puede enseñar mucho; varios a la vez puede resultar hasta agobiante, porque cada maestrillo tiene su librillo.

Un abrazo.

Ana dijo...

Y... el maestro tiene razón. Será el tiempo en que el estudiante empiece a buscar respuestas en su interior.

Un beso, Marylín!

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Como siempre una lección aprendida bajo el sonido sosegador y sedante de este sonido a arroyo y el cantar de los pájaros.
Abrazos y besos.

Betty Mtz Compeán dijo...

Que gran sabiduria en este texto, digno de reflexion.
Un abrazo.

quedateenminube dijo...

Exacto, si un profesor es bueno adelante y en cuanto a la reflexión es mejor hacer una cosa bien porque si queremos hacer muchas cosas no se hacen bien, es mejor pocas y bien hechas pero centrarse en algo concreto. Me encanta el sonido de tu blog. Un saludo!!!

Tamara dijo...

Como se suele decir, aprendiz de mucho, maestro de poco.

luis alvarez dijo...

Estoy en cierto modo de acuerdo con el primer comentario..si alguien quiere intentar aprenden dos o varias cosas a la vez, es su decisión, y también su necesidad..porque quizás de ello aprenda mucho mas que solo perfeccionarse en algo..aveces uno aprende más cuando coje el camino equivocado, para luego darse cuenta que era el correcto..
Bendiciones...

Amanecer Nocturno dijo...

Es lo que tiene querer abarcarlo todo, que al final te quedas abrazando al aire y ya.

Un saludo.

MAJECARMU dijo...

Si,estoy de acuerdo,es mejor centrarse en una cosa para aprenderla y llevarla a cabo,que estar en varias...Después habrá oportunidad de ampliar conocimientos.
Un beso y feliz día,amiga.
M.Jesús