sábado, 16 de junio de 2012

LA PLAGA

Pills Pictures, Images and Photos


"Como sanar a los ciudadanos se ha convertido en un enorme negocio, se le hace necesario crear “espectáculos”, con al parecer nuevas enfermedades que requieren nuevas píldoras, que al curar unos síntomas provocan otros que a su vez exigen píldoras y así se inauguran cadenas de males que convierten al cuerpo de los individuos en un festival de achaques, para prosperidad de los médicos, que cosechan los billetes con aires de solemnes magos".  Alejandro Jodorowsky

 La siguiente fábula quizás pueda ilustrar esta plaga:

Mucho tiempo le costó a aquel rey convertirse en padre. Tuvo su primera hija a los cincuenta años. La niña creció convirtiéndose en una hermosísima mujer. A los veinte años fue aquejada por un mal misterioso que nadie pudo curar. El monarca, desesperado, mandó llamar al médico más famoso del reino. Apenas el sabio llegó a la ciudad, una comitiva lo transportó al palacio, en palanquín de oro. El importante galeno se acercó a la princesa dormida, la examinó con mil y un aparatos, consultó sus libros, caviló, se paseó y al cabo de tres días le dijo al rey: “A su hija le queda sólo un año de vida.
Está enferma del mal de Atomangabin, producido por el parásito Garunum. Con una píldora de espirodorum-tiránicominodeisal, puede curarse”.

Y el rey preguntó: “¿Dónde puedo comprar esa píldora?”
El sabio contestó: “¡No existe en el mercado, hay que fabricarla!”

“¿Y cómo se fabrica?”, dijo el rey.

“¡Tenemos que construir un laboratorio con alastrike gigante, ciclotrán, palangas de orión, tubería hipestinal, calderas prungiformes y paredes de solotere!”, respondió el sabihondo.

 El rey, aturdido con tantas palabras incomprensibles, exclamó: “¡¿Y cuánto tardaremos en construir eso?!”

 El célebre estudioso calculó intensamente: “¡En cinco años, apresurándonos y con turnos dobles, podremos terminar!”

 “¡Pero mi hija tiene un año de vida! ¡Morirá antes!”

“¡Lo siento, sin el laboratorio la salvación es imposible! ¡Si no hay píldora, nada puedo hacer!”
 El rey se puso a llorar. ¡Para qué le servía ese cerebro enciclopédico si con tanto saber no podía curar a su hija!
… El más humilde de los doctores del pueblo, que no había sido llamado por no tener diploma, le rogó al rey que le permitiera dar a la princesa un jarabe hecho de hierbas silvestres. El monarca, por desesperación, accedió. Apenas bebió el jarabe, la princesa despertó sintiéndose bien. El famoso galeno, con los bolsillos vacíos, abandonó el reino despreciando su cultura por usar remedios primitivos. El simple doctor fue recompensado.




21 comentarios:

MAR dijo...

Vamos, vamos¡ que todas esas palabras tan raras y ese laboratorio, nada de nada...
lo más sencillo lo mejor
No sería mejor, tener más voluntad y menos medicamentos?
Bess.

De cenizas dijo...

Real como la vida misma. Y si no mira lo que pasó con la famosa gripe "A"

besos

susana dijo...

Me temo que tenemos mucho mal de Atomagabin hoy en día. Las medicinas se han convertido en un negocio más. Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

De nuevo por tu casa, disfrutando de tus letras. Siempre un placer.

Saludos y buen fin de semana.

Magda dijo...

Es cierto la medicina se a convertido en un negocio, real como la vida misma.
Un abrazo.

pluvisca dijo...

Perfecto tu ejemplo

Pero ya sabes, la codicia de los humanos nos lleva a dejar morir a mucha gente...

Besos

ama dijo...

Algo parecido debió de ocurrirme a mi hace algunos años cuando acudí varias veces de urgencia por dolores abdominales, y por más medicinas que me pusieron, no hubo forma de eliminarlos, sino todo lo contrario, me sentía cada vez peor, hasta que llegó mi tía, ya algo mayor, y bastante puesta en plantas medicinales, y me dio una bolsa de hinojo. Fue mano de santo, mis retortijones se debían a una gran acumulación de gases, que con infusiones de hinojo fueron rápidamente desapareciendo, y sin efectos secundarios. Un saludo!!!

Amparo Donaire dijo...

Estupenda la fabula Marilyn, hoy en día la famosa palabra de los médicos ante cualquier circunstancia que desconocen, es "UN VIRUS", una palabra que se ha vuelto común, pero que tras ella encierra una incertidumbre a la que se le puede temer, el último virus de mi sobrina fue leucemia.

Un abrazo, Amparo

Sara O. Durán dijo...

Hace muchos años que dejé de creer en los médicos alópatas y en la industria farmacéutica, así como tu entrada, es tan cierto!
Besos Marilyn, que disfrutes mucho lo que te reste de fin de semana.

Rebecca dijo...

hola Marilyn,
es que la respuesta muy a menudo es tan sencilla, que no la vemos.

Un abrazo Marilyn,
disculpa mi larga ausencia. Sin embargo te recuerdo y te leo, porque recibo tus posts siempre..^^

un abrazo fuerte^^

Daniel Eduardo Gómez dijo...

Ja ja. Marilyn Tantas palabras raras verdaderamente parecen las etiquetas de los frascos de remedios.
Muy bueno.
No tengas dudas que para los laboratorios es un negocio Mo gobierno compró millones de dosis que le vendieron para la "supuesta" pandemia H1N1 qu en realidad causó menos muertes que la gripe común. Pero la gripe y la vacuna estuvo en primera en todo el mundo.

Abraxos

Pedro Luis López Pérez dijo...

La Industria Farmaceutica es un gran negocio y hay mucho intereses invertido en ella.
El Relato...¡¡¡Genial!!! LLeno de sentido y moraleja.
Un abrazo.

bixen dijo...

Cataliña de Médeci.
Las fábulas, mitos, parábolas, películas, cuentos y demás, están muy bien. La realidad es otra, pero lo mismo. Amiga, está bien formar parte del rebaño y explicar el porqué, pero recuerda(nos) que volverán los lobos.

Alisha Residenc dijo...

Hello my friend, I am from Thailand.
I do hope you don't mind if we could exchange link
Here is my site
alisharesidence.blogspot.com/

Regards,
Alisha

Marinel dijo...

A veces lo más sencillo, lo que está ante nuestras narices,es lo más efectivo.
La excesiva parafernalia venida de la ambición,acaba por arrastrar incertidumbre y caos.
Besos.

Gloria dijo...

De ahí el nuevo boom de la medicina homeòpata, la de las hierbas de toda la vida. Qué las abuelas saben más por viejas que por abuelas.
Saludoss!

Carolina dijo...

Es una cadena de males como bien dice Jodorowsy. Un negocio que beneficia a unos pocos enfermando a otros muchos.

Falta que las personas se informen mejor sobre el uso de los medicamentos. Se recomiendan los unos a los otros como si se tratara de simples golosinas y no saben el daño que causa el auto-medicarse.

Tampoco saben que es posible la cura sin meterse píldoras al cuerpo, las que al final de cuentas te mantienen muchas veces dopado sin disfrutar la vida. Esto te lo digo con conocimiento amiga, por mi profesión.

Creo que es bueno tener más de una opinión a la hora de ver a un especialista y no "asesorarse" por personas que no lo son.

Interesante post amiga!!

Feliz lunes!!!

Amanecer Nocturno dijo...

Esta historia es un fiel reflejo de la vida misma. Si miráramos a nuestro alrededor antes de soñar con milagros imposibles seguro que avanzábamos con más fuerza y rapidez.

Un abrazo.

Patty dijo...

Que linda fábula Marilyn y que lección nos puede dar no??? me hizo recordar a mi abuela jajajaj que siempre que se le decía "me duele esto o lo otro.... ella decía Mentholatum" jajajajaja

LadyLuna dijo...

La verdadera medicina es la voluntad. Los medicamentos están hechos para ayudar a las personas, no para que las personas dependan de ellos.
Interesante leerte.
Un besito.
PD: Te invito a mi rincón, si gustas.

genessis dijo...

"Los vivos viven de los tontos". en este caso el que menos aparentaba dio en el clavo..
"Los humildes serán ensalzados".

Buena moraleja para pensar distinto.

Un abrazo