sábado, 21 de junio de 2014

VIVIR LA VIDA




Cuando naciste, tu llorabas y el mundo te sonreía, vive tu vida de tal manera que cuando mueras, tu sonrías y el mundo te llore..


11 comentarios:

Maritza dijo...

Por la falta que hará...indudablemente el mundo lo(a) llorará.
Quien haya marque una huella indeleble, sembrando confianza, amor, desprendiéndose de si mismo para ser de verdad un "ser humano" lleno de un espíritu vital y generoso, vivirá en plenitud y enseñará plenitud a otros...

Abrazo grande! Muy hermoso lo que nos dejas.

Noelplebeyo dijo...

Lo de llorar...no es necesario

beatriz caceres dijo...

Precioso mensaje y hermosa imagen, da gusto venir a tu espacio.

Un beso.

LAO Paunero dijo...

tomaré tu consejo Marilyn...

Mª Jesús Muñoz dijo...

Nos dejas una frase para colgarla en la sala de estar y leerla todos los días, amiga...Mi gratitud y mi abrazo por tu buen hacer.
Feliz domingo Marilyn.
M.Jesús

Patty dijo...

Que lindo pensamiento..... besitos Marilyn :*

Rafa Hernández dijo...

Yo preferiría no morirme, seguir riendo y llorar por los que la vayan cascando.

Besos.

genessis dijo...

Creo que son pocos los que mueren sonriendo....por qué será?
Abrazos.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Preciosa e inspiradora frase... El sonido de fondo: el agua y el trino de los pájaros me traslada a un bosque frondoso y mágico...

Precioso blog

Zunilda Moreno dijo...

Gracias, querida amiga por traernos las letras de tus Blogs que hacen tanto bien. Yo que salgo de acompañar la muerte de mi madre, entiendo lo que quieres decir, pero es difícil de practicar porque aunque la mente lo acepte, el corazón llora y la inteligencia teme. Gracias por haberme acompañado con tu presencia a la distancia.Un fuerte abrazo, querida amiga. la vida continúa. . .

impersonem dijo...

Supongo que para lograrlo hay que ser un sembrador de sonrisas y un hortelano del amor...

El día que yo me muera
no me llevéis a enterrar
en procesión excesiva
llorando a lágrima viva
sin poderos consolar...

Llevadme en la intimidad,
llevadme como quien lleva
un regalito a su madre
sabiendo que ella lo espera

depositadme en el vientre
de Gaia, la madre Tierra,
que así yo podré encontrarme
con la que un día me diera
mi vida y su vida entera.

... este es mi última voluntad... jejeje.

Besos.