sábado, 29 de junio de 2013

ENCADENADO




Acaso soy libre si mi hermano se encuentra todavía encadenado a la pobreza.

Barbara Ward

15 comentarios:

Sindel dijo...

Muy buena reflexión, es para pensarla antes de poder dar una respuesta, aunque la mía sería que soy libre de mis actos pero no de mis penas.
Un abrazo.

Noelplebeyo dijo...

Todos responsables.
Todos con la solución

Oriana Lady Strange dijo...

La imagen es desgarradora!!
Una mezcla de tristeza e impotencia sentí al verla. Pero que podemos hacer?, no se puede contra el poder sin escrúpulo de los gobernantes, solo aportar nuestro granito de arena, ayudando a quienes están en esa situación y cerquita de nosotros.
Cariños...

Vany To dijo...

Todos somos responsables, por lo tanto somos parte del problema y deberíamos ser parte de la solución

Ame dijo...

Triste, demasiado real como para tratar de voltear a otro lado linda, si somos parte del problema, debemos ser parte de la solución, pero hay tanto poder por en medio.

Besos linda

mpmoreno dijo...

¡Produce dolor!
Besos Marilyn y ¡feliz verano!

Betty Mtz Compeán dijo...

La imagen lo dice todo, no, no hay libertad mientras no haya igualdad en el mundo.
Abrazos y feliz semana.

Rafa Hernández dijo...

Que triste imagen y que pena da.

Besos.

Patty dijo...

Nadie puede ser libre si su hermano aún sufre, no solo en la pobreza, sino también en la enfermedad, en lo miserable, en una vidas triste y vacía.... besos :*

luis alvarez dijo...

A todos nos da pena algo así..pero son pocos lo que hacen algo al respecto..Aveces ni saludamos a nuestros vecinos, no somos capaz de regalar una sonrisa a nadie, y aun así hablamos de terminar con los grandes problemas de la humanidad...
Bendiciones

joaki007 dijo...

Que triste ..y pensar que eso es cierto...más triste aun .

Un gran abrazo.

erreanamia dijo...

dios, una foto extremadamente dura.

Jana la de la niebla dijo...

Es terrible, Marilyn, una foto durísima porque es algo real, que está ahí y tenemos que mirarlo de frente... si somos capaces.
Y luego se lo gastan en armamento, en viajes de placer, en una noche de hotel, en una joya... y los que lo permitimos, aunque no tengamos, también somos responsables.
Duele.

pluvisca dijo...

Somos tan egoistas Mrilyn!!!

Ojala fuermaos más altruistas...

Besos

Magda dijo...

Nunca lo seremos si existe algún niño sigue encadenado.
Un reflexión importante.
Un abrazo.