sábado, 3 de noviembre de 2012

PERDONAR















El maestro se reunió con su discípulo preferido y le preguntó cómo iba su progreso espiritual. El discípulo respondió que había conseguido dedicar a Dios todos los momentos del día.

—Entonces, sólo falta que perdones a tus enemigos—dijo el maestro.

El discípulo se volvió, sorprendido.

—¡Pero no es necesario! ¡No siento rabia hacia mis enemigos!

—¿Crees que Dios siente rabia hacia ti? —preguntó el maestro.

—¡Claro que no! —respondió el discípulo.

—Pero aun así pides Su perdón, ¿no es verdad?

Haz lo mismo por tus enemigos, aunque no sientas odio hacia ellos. Quien perdona lava y perfuma su propio corazón.

Pablo Cohelo

23 comentarios:

Rodericus dijo...

Perdonar, para poder ser perdonados. esa es la sabiduría que subyace tras esta historia.

un beso.

Universo dijo...

Hola Marilyn, gracias por tu visita a mi blog. Cuando uno es capaz de perdonarse a sí mismo es cuando encuentra esa capacidad también para los demás...
Abrazos.

CristinaPerdomo. dijo...

me encanta la última frase
besitos
xx

De cenizas dijo...

Te perdono.

besos

Gataky dijo...

Interesante relato! Me ha gustado eso de "quien perdona lava y perfuma su corazón"

Gracias por acercarte a mi humilde morada, yo he echo lo propio ya que aquí me siento como en casa!

Un besote!

Lola dijo...

Hola, es fácil pedir perdón aunque no se haya hecho nada, porque habiendo cosas sin entender, la persona que pide perdón descansa, incluso de los fallos del otro. Hermosa entrada. Un beso.

Sara O. Durán dijo...

Perdonar y pedir bendiciones para quienes hayan hecho daño, lo más sano.
Un fuerte abrazo.

Amanecer Nocturno dijo...

Pero si el enemigo se cierra en banda, entonces, entonces... es otra historia. Y lo digo por experiencia.

Un saludo!

genessis dijo...

"Quien perdona lava y perfuma su propio corazón"
qué hermosa frase!
es difícil pero no imposible y cuando se logra uno encuentra además la paz que te hace feliz.

Saludos querida Marilyn.
Feliz domingo
Paz y Bien!

Pedro Luis López Pérez dijo...

Como decía Jacinto Benavente:
"A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho".
Me ha encantado esta Entrada.
Un abrazo.

Marinel dijo...

El perdón es algo que satisface,tal vez,por lo difícil que resulta aprenderlo.
Besos.

Magda dijo...

Perdonar trae consigo también una tranquilidad a quien lo otorga.
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Pienso que el que ama, no tiene enemigos. ¿A quien perdonar?

Saludos.

SOLO DE INTERES dijo...

Tremenda enseñanza Marilyn, me que más que pensativa, miles de abrazos

aris dijo...

Perdonar es liberarte .. es quitar peso de tu mochila para poder seguir caminando con más alegría ..

Un abrazo

la MaLquEridA dijo...

Pero como se perdona realmente? No lo se aun.

susana dijo...

Perdonar de corazón no es tan fácil. Un beso.

Londonnek dijo...

Tarea complicada pero no imposible ni mucho menos, me ha gustado tu entrada Marilyn y me ha apetecido escribir algo también sobre el tema.
Un abrazo.

Rafa Hernández dijo...

La última frase desde luego es genial. Aunque creo que el perdón a veces solo sirve para tranquilizar la conciencia, ya que el daño ya lo has hecho.

Besos Marilyn.

pluvisca dijo...

Cierto, el perdón robustece el alma

Besos

Amparo Donaire dijo...

Es cierto que el perdón nos libera y hace volar el alma a lugares insospechados.

Besos

Carolina dijo...

No es fácil perdonar pero es muy necesario hacerlo!! Un abrazo enorme para ti querida amiga Marilyn!!

Marina Fligueira dijo...

Hola Marilyn: Siempre tiene razón el Señor, perdonar si te hieren y sino también.

¿Sino perdonamos quien nos va a perdona a nosotros? Y además el resentimiento no hace feliz a nadie, todo lo contrarío.

Gracias por compartir estas bonitas letras.
Te dejo mi gratitud y mi estima. Un beso y se muy feliz.