miércoles, 23 de noviembre de 2011

LAS GRANADAS



En una ocasión, Nasrudín decidió aprender el arte de curar. Fue a visitar a un importante médico, que aceptó ser su maestro. Cuando llegó el primer paciente, tras examinarlo cuidadosamente, el médico le dijo a Nasrudín que podía curarse comiendo granadas.
Nasrudín se fue a ver al paciente y le dijo:
- Lo que usted necesita para curarse es comer granadas.
El paciente se enfadó mucho al verse atendido por un aprendiz y no tomó en serio su consejo. Francamente disgustado se fue sin ni siquiera pagar la consulta. Nasrudín se lo explicó a su maestro, que le dijo que esa vez sería él quien lo visitaria. Llamaron al paciente y el médico lo atendió; tras examinarlo de nuevo le dijo:
- Para curarte, necesitas consumir un fruto de cáscara dura, de color anaranjado con muchas pepitas en su interior.
Al paciente se le iluminaron los ojos y exclamó:
- ¡Estás hablando de granadas! Es lo que necesito para curarme.
Al cabo de unos días, el paciente se había curado. Con esto, Nasrudín aprendió que el remedio es la mitad de la curación, pero que la otra mitad es la respuesta de aquel a quien se quiere curar.

34 comentarios:

Kuahsar dijo...

Me suena mucho, creo que ya lo he escuchado alguna vez.

¿Por qué no confiamos en los que son novatos o aprendices? Muchas veces son los que más saben, ya que mantienen el espirítu y las ganas. (que el resto de personas ha perdido hace tiempo)

Saludos.

Rodericus dijo...

Casi siempre, damos mas importancia al mensajero, que al mensaje en si mismo.

Y si el mensaje suena a muy sofisticado, mucho mas credibilidad nos inspira.

Un saludo, Marylin.

Rodericus dijo...

Con tu permiso, te he añadido a mi lista de "blogs" recomendados.

Saludos.

claudia dijo...

Qué cierto, tenemos que ser partícipes de nuestra curación. El maestro supo hacerlo, el aprendiz no.

Scarlata dijo...

Que historia más bonita,gracias por compartirla.Besos

Juglar dijo...

Vale la pena reflexionar sobre esta pequeña historia.
Nos aporta bastante más enseñanza de lo que, con una primera lectura, parece.
Muy útil. Me gusta.
Un abrazo.

arisenag dijo...

Entrada para reflexionar sobre la estupidez que muchas veces nos acompaña.. Desconfianza hacia lo nuevo y la sencillez ..

Me ha gustado mucho Marilyn ..

Un fuerte abrazo.

La Abela dijo...

Hola Marilyn vengo a darte las gracias por tu visita y ¡que casualidad! en mi post del día 20 tengo unas fotografías, tomadas en Estambul, de granadas impresionantes. Me gusta tu blog un beso.

Bosón de Higgs dijo...

Totalmente de acuerdo,la simplicidad no nos resulta efectiva,queremos algo más sofisticado porque creemos que será mejor,igualmente que los productos más caros lo valoramos más,a si de simples somos los humanos,nosotros si.Un beso Marilyn.

Mª Ángeles /URL dijo...

Hola Marilyn, gracias por visitarme, te mando un beso desde Madrid.

La gata Rufa

Pluma Roja dijo...

Interesante, reflexionemos.

Saludos cordiales.

Daniel Eduardo Gómez dijo...

Algo que debemos reflexionar
no solo en la forma
de indicar un remedio
Sino mas bien en la forma de entregar un mensaje.

Tamally maak

Steki dijo...

Hola, Marilyn! Gracias por pasar por mi blog. Me encanta el nombre de este blog: DESPIERTA! Buenísimo.

Me encantó la historia. No tendrá que ver también con el efecto placebo? La mente es poderosa. Ya lo ves cómo la misma receta es aceptada y no dependiendo de quién la diga. Qué cosa.

Te mando fuerte abrazo.
SAWABONA!

juan antonio dijo...

Es algo que siempre dicen los médicos, el paciente tiene que poner de su parte, toda su voluntad.

SAWABONA!

Luján Fraix dijo...

MUCHAS GRACIAS POR TU VISITA, TÚ TAMBIÉN TIENES BONITO BLOG.
NOS REGALAS UN INTERESANTE MENSAJE, HAY QUE PONER DE UNO MISMO PARA CURARSE, SER POSITIVO.

UN BESO.
YO TAMBIÉN ME QUEDO COMO SEGUIDORA.
CARIÑOS

Rayuela dijo...

el tema también pasa por las palabras, verdad?

para pensar...

besitos*

Pluma y Data dijo...

Muy interesante. Es lo que la vida nos ofrece a cada momento.
La sabiduria, siempreesta a nuestro alcance y esta en nosotros; el utilizarla.
En este mudo mediatico, solemos olvidarlo a menudo.
Bonito blog. Me quedo por aqui.

40añera dijo...

Esta claro que hay que saber comunicar las cosas

Vengo a agradecerte visita y comentario en mi blog y a dejarte besos

MORGANA dijo...

Una bella historia,digna de ser tenida en cuenta.
Millones de besos.

Scarlata dijo...

Marilyn,la foto es del Monasterio de piedra,en Zaragoza.
Me alegro que te gustase.Besos

Doris Dolly dijo...

Marylin..." LAS GRANADAS "

Muy lindo lo que has comentado aprendimos como Nasrudin..si nos queremos curar....seguimos este consejo.
Tengo una planta de granadas...son muy ricas.

un Beso

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Marylin

No había leido nunca este cuento y me ha parecido estupendo. Es verdad, cómo somos los humanos. Por algo uno era maestro :D.

Besotes.

David C. dijo...

Excelente lección.

bixen dijo...

Me ha encantado tu parábola de la parábola!

Basileia dijo...

Por experiencia propia puedo decir que llevas toda la razón del mundo y que nuestra actitud hacia una recuperación es tan importante o más que un tratamiento. Preciosa lección pues me tocó la fibrita.

Besines wapa y felia finde.

El antifaz dijo...

La vida está llena de placebos; somos tan poco inteligentes, que a veces, cuando nadie nos los da, nos los preparamos nosotros mismos.

Besos.

MAJECARMU dijo...

Marilyn,después de una semana fuera,vuelvo de nuevo con vosotros,no me olvido de ti amiga.
Tu post es una maravilla.La fé es necesaria para todo.No basta con la medicina física,necesitamos la animosidad interior para curar la enfermedad física y espiritual.
Mi felicitación y mi abrazo grande siempre.
FELIZ FIN DE SEMANA.
M.Jessús

MAJECARMU dijo...

He pasado a anteriores posts.Disculpa que no viniera,a veces el tiempo y los seguidores no son compatibles,pero aquí estamos de nuevo.
Mi abrazo siempre.

fus dijo...

Al mensajero le damos tanta importancia como al mensaje,

un fuerte saludo

fus

Canoso dijo...

lo importante debería ser el contenido, pero en muchas ocasiones son las formas lo que verdaderamente importan.

Buena semana

Elperroverde dijo...

Que verdad...muy bueno...

mjbo dijo...

El Señor debía comer muchas granadas por su tierra ...
Un saludo

Mari C . Masi. o Montse Cobas. dijo...

Sabia muy sabia reflexión.

Abrazos.

MAGAH dijo...

Una granada cura tan solo con semejante belleza!!!!