jueves, 28 de julio de 2011

¿QUIEN MATO A LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO?

Photobucket

Tenía cierto hombre una gallina que cada día ponía un huevo de oro.
Creyendo encontrar en las entrañas de la gallina una gran masa de oro, la mató; mas, al abrirla, vio que por dentro era igual a las demás gallinas. De modo que, impaciente por conseguir de una vez gran cantidad de riqueza, se privó él mismo del fruto abundante que la gallina le daba.

Es conveniente estar contentos con lo que se tiene, y huir de la insaciable codicia. La codicia tiene muchas caras: En el amor, el dinero, la fama, el  poder y el placer.  Los budistas creen que la codicia está basada en una errada conexión material con la felicidad.
Viene bien no olvidar ésta fábula atribuida a Esopo, en momentos actuales cuando "el tener" pretende sustituir "el ser".  

2 comentarios:

SOLO DE INTERES dijo...

Tal como dices es importante estar de acuerdo con lo que se tiene, y no dejarse llevar por la codicia . Un fuerte abrazo

Marilyn Recio dijo...

La codicia tiene tantas caras que esta fabula se puede aplicar en muchas situaciones. Me alegro mucho que estes de acuerdo en su importancia. Otro abraXo pero de Oso.