jueves, 26 de mayo de 2011

LA CAJA

Beggar Pictures, Images and Photos

Un mendigo había estado sentado más de 30 años a la orilla de un camino. Un día pasó por allí un desconocido.
- Una monedita- murmuró mecánicamente el mendigo, alargándo su gorra de beisbol.
- No tengo nada que darle- dijo el desconocido. Después preguntó, ¿Qué es eso sobre lo que está sentado?
-Nada, contestó el mendigo. Solo una caja vieja. Me he sentado en ella desde que tengo memoria.
-¿Alguna vez ha mirado lo que hay dentro?- preguntó el desconocido.
-No- dijo el mendigo. ¿Para qué? No hay nada dentro.
-Echele una ojeada- insistió el desconocido.
El mendigo se las arregló para abrir la caja. Estaba llena de oro.
Eckhart Tolle


Lo más difícil es conocerse a uno mismo decía Tales de Mileto. Se hace más dificl aun cuando buscamos nuestra verdad en el lugar equivocado. En esta parábola la caja representa nuestro interior. Al igual que el mendigo nos pasamos años pidiéndo limosna, sin advertir que nuestro tesoro lo llevamos dentro. Allí está nuestro tesoro, todos lo tenemos. En nuestro interior tenemos la sensación de paz, tranquilidad, quietud, gozo, contento,el equilibrio emocional que tanto buscamos.

2 comentarios:

BeatrizCáceres dijo...

Tus palabras tienen la increíble fuerza de la verdad...me ha encantado leerte. Muchas gracias.


Un beso, preciosa.

marilynrecio.blospot.com dijo...

Es que sin darnos cuenta en muchos aspectos de nuestras vidas nos la pasamos pidiendo limosna sin darnos cuenta de que nuestro tesoro lo llevamos dentro. Gracias por pasar por aqu! Un beso